Mantos Vulcano

Los mantos que emplea Vulcano tienen la particularidad de estar constituidos de cuarzo y antracita.

La antracita, respecto del cuarzo, tiene menor peso específico y mayor tamaño de grano lo que le permite reacomodarse siempre después del proceso de retrolavado en la parte superior del manto formando un "colchón" denominado "Filtación en Volúmen".

El mayor tamaño de grano permite también mayores cavidades entre sí, en donde queda "atrapada" la suciedad, aumentando de esta manera su capacidad de retención en cuatro o cinco veces respecto de los mantos de arena.

Los mantos de arena con el uso del filtro en sus funciones básicas (Filtrado y Retrolavado) y a un régimen de trabajo normal, el grano de arena se erosiona perdiendo tamaño o partiéndose en al zona de la mica. Consecuentemente al reducirse sus dimensiones escapa durante dichos procesos por el Retrolavado, perdiendo su capacidad de filtrado y haciendo que el manto se reduzca significativamente.

En cambio, los mantos Vulcano al estar hechos de cuarzo, cuyo grano está constituído solamente por sílice, no sufre erosión y mantiene su tamaño quedando retenido siempre dentro del filtro, lo que prolonga la vida útil del manto.

Limpiafondos Vulcano

Los limpiafondos Vulcano están confeccionados con materiales de primera calidad y sometidos a rigurosas pruebas de funcionamiento lo que le confiere un alto grado de eficacia

Electrobombas para natatorios y bañeras de hidromasajes